Por amor al dinero

En el Ross Art ha sido un fin de semana de números y finanzas. Todos los años, al rededor de ésta misma fecha, se reúne la junta directiva para discutir los asuntos financieros. Cuando se recibe una donación monetaria, en vez de consumir ese dinero, se coloca en la bolsa de valores para que produzca intereses. De esa manera, la cantidad inicial nunca se agota y la institución se mantiene con las ganancias del año pasado. Esta es una figura financiera bastante conocida para las instituciones educativas y culturales aquí en los Estados Unidos  –se les conoce bajo el nombre de Endownment Funds– y muchas de las becas disponibles para estudiantes y artistas provienen de estos mismos intereses. El problema es que puede ser extremadamente difícil planear a largo plazo cuando la mayoría de los fondos provienen de este tipo de colocaciones tan volátiles. Por esa razón, dada la caída del mercado a nivel mundial, éste año será un periodo particularmente retante para la planificación de los eventos que se harán en el museo; el año pasado fueron unas 14 exhibiciones en total, y la idea es tratar de mantenerlo al rededor de esa cantidad.

“tenerla aquí es una bendición,
pero también una maldición porque me pone a trabajar,”

Justin me pidió que me uniera a la junta directiva para el almuerzo del sábado y además les diera un reporte sobre el status de la colección; la oportunidad perfecta para expresar las necesidades y propiciar los cambios que esperamos hacer en tan poco tiempo. Aquí las cosas son realmente muy formales y el almuerzo, como era de esperarse, estuvo lleno de protocolos. Establecieron una agenda bien estricta, y sólo la obviaron en un par de ocasiones: para darle la bienvenida a un nuevo miembro de la junta directiva, y para introducirme al grupo. En esa oportunidad, Justin pidió la palabra para decir unas palabras en agradecimiento por mi labor con la colección. “Cristina ha sido invaluable para nosotros […] llevar la colección es una tarea hercúlea.” Ya me parecía que sus palabras eran muy dulces para su personalidad, y luego con una risa pícara agregó: “tenerla aquí es una bendición, pero también una maldición porque me pone a trabajar,” y con eso, el salón explotó en risas.

Edward Weston. 66N Nude, 1927

Edward Weston. 66N Nude, 1927

Pienso que la reunión salió bien. Fueron bastante receptivos en cuanto a las sugerencias que ofrecimos para manejar más eficientemente la colección. Empezaremos con un nuevo software especializado para museos. Crearemos una base de datos más amigable, lo que además nos permitirá compartir la colección con otros museos a distancia en caso que se quieran hacer préstamos de piezas para otras exhibiciones. Cada vez que una pieza se exhibe, más valor tiene, y eso nos conviene enormemente. Por otra parte, debemos mantener al día los avalúos de las piezas. Hacerlo con un profesional nos sale exageradamente caro, unos $250 por ítem, y al final del día puede no conducir a un hallazgo especial. La mejor manera es estar pendiente de las ventas a través de galerías y sobretodo de las subastas de arte. Éste último método es particularmente útil para fotografías porque, normalmente el portafolio de un fotógrafo se multiplica en series, y una copia idéntica a nuestra adquisición puede estarse subastando. Así que en los próximos días estaré muy pendiente para ver como se están cotizando unas cuantas piezas que tenemos en la colección. Visiten este link de ArtNet, que aunque no tengan intenciones de comprar, es una excelente guía de estudios para quien quiera expandir horizontes y ver arte de verdad, verdad. Para mi ha sido un tremendo banquete visual! Yo estaré muy pendiente de una fotografía que tenemos en la colección de Edward Weston (66N Nude, 1927). El precio de entrada para ésta es de $9000, pero se estima que pueda venderse entre $12000 y 14000.

Una de mis favoritas en la subasta es una fotografía hecha, en 1981 por el hijo de Edward, Brett Weston. La pieza se llama Underwater Nude. Y aunque puede venderse por mucho menos de lo que puede venderse la de su padre, es una fotografía realmente bella. Pueden hacer click en cualquier imagen para que se amplíe y verla con mejor detalle. Espero el link les sea útil para ver trabajo realmente bello, y/o históricamente significante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*