Objet d’Art, una nueva aventura

 Confiando en nuestros ojos y no en nuestras ideas preconcebidas acerca de cómo deben aparecer las cosas según las reglas académicas, se pueden realizar los más sugestivos descubrimientos”
– E.H. Gombrich 
 

Confieso que de vez en vez me da una cierta nostalgia por la bóveda y los pasillos del Ross Art. Ahí anda mi querido cascarrabias viendo a ver como hacemos para regresarme a trabajar en el museo de forma un poco más permanente; pero lo cierto es que siento que todavía en estos lares tengo objetivos por cumplir. Objetivos que además me encantan y me emocionan. Ya me ocuparé sobre el Ross Art después.

Este viernes pasado fue el cumpleaños del hombre que puso en boga las sopas enlatadas Campbell’s y, aunque fue por mera casualidad, fue también el primer día del nuevo curso que comencé a dictar en los espacios del Taller de Fotografía de Roberto Mata aquí en Caracas. Así que en honor a Warhol, llegue a mi clase de Objet d’Art y lo primero que hice fue, poner una lata de sopa sobre el escritorio. Es esto arte?–les pregunté. La conversación fluyó solita de ahí en adelante y no se detuvo durante las siguientes cuatro horas. Tuve el gran agrado de saber que las próximas semanas las compartiría con un gran grupo; pienso que cada uno tendrá algo interesante que proponer y estoy ansiosa de comenzar un pequeño proyecto de curaduría con cada uno de ellos. Por el momento, les dejé dos tareas aparentemente simples, pero que muy probablemente sean el inicio a trabajos interesantes y búsquedas artísticas originales… sin ánimo de venderles el chiste demasiado temprano sólo les revelo que involucra un huevo y un cuaderno.Al término de la clase, todos se mostraban entusiasmados por lo que ya tenemos gran parte del camino ganado; Antonella, quien además esta acostumbrada a estar del otro lado en rol de profesora, comentó que se sentía como uno de los estudiantes en la Sociedad de los Poetas Muertos, y yo por supuesto, me lo tomé como un cumplido– después de todo, no es justamente ese el objetivo? Es una invitación sincera a imaginar, crear y explorar sin los impedimentos de lo preconcebido.

Foto: William Claxton

© William Claxton. 1962.

A una escala de menor dimensión, pienso que he buscado formar mi propia colección de arte para curar… un pequeño Ross Art Museum en el salón de clases. En breve, se podrán ver los resultados… y ellos, los participantes, ya están al tanto del paquete en el que los he metido.

En la fotografía, el galerista Irving Blum posa frente a la obra de Andy Warhol “Campbell’s Soup Cans” en la galería Ferus, Los Anegles en el año 1962. El autor de la imagen es William Claxton quien jugó un importante rol en la fotografía musical y cultural de la época. Blum organizó la primera exhibición individual de Warhol en la Galería Ferus justo en el momento que el Arte Pop ganaba importancia en Nueva York y Los Angeles a principios de los años 60. 

Flipboard

4 thoughts on “Objet d’Art, una nueva aventura

  1. Por lo que relatas, parece divertida esa aventura imaginativa en la que has invitado a involucrarse a tus alumnos, y aunque imagino esa llegada tuya al salón de clases con la lata de sopa un tanto histriónica (y ya a estas alturas casi cliché), pues no deja de ser provocadora… y claro, dije que imagino esa llegada, pero no estuve allí para ver el resultado inicial de esa provocación… Interesante.

  2. Ojalá tu Dr, House pudiese disfrutar de los comentarios que has dejado en este blog. Me encantaría estar en esa clase, y ojalá sea de provecho para tí como a tus compañeros de viaje.!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*