Les Krims desnuda a su mamá

Leslie Robert Krims ha hecho casi toda una carrera fotográfica al desnudar a su mamá, y ella, felizmente lo ha apoyado durante años. Pero el trabajo de Krims no siempre es recibido con los brazos abiertos. Grupos feministas lo han criticado por representar a la mujer de una manera denigrante (no LA mujer, su mamá, sino al género entero) y no hace falta un genio para descifrar la cara de incomodidad y desaprobación que sus fotografías pueden crear en la sala de exposición. El trabajo de Krims no se supone que sea fácil de digerir — shock art, se le puede decir. Definitivamente, este personaje se ha ganado su puesto entre los grandes de la fotografía contemporánea a golpe y porrazo; mientras muchos artistas tratarían de eludir la asociación del término kitsch a su trabajo, a Krims pareciera no importarle. Muestra un descuido total de la composición, de la estética, rompe a gusto casi todas las reglas concebidas en un libro de fotografía 101, pero a pesar de todo ello, ha cultivado un estilo muy propio. Es fácil reconocer una de sus fotografías a la distancia.

Krims´photographs shocking

Hoy, mientras catalogaba un par de ellas, Justin me entregó un artículo del periódico local, publicado hace ya un par de años, de cuando el museo había hecho una muestra del trabajo de Krims. El título: “Krims´ photos schocking”, un artículo flojo y mal escrito, pero que dejaba en evidencia clara que el trabajo no había sido bien recibido por la comunidad.  Justin recuerda el show como un evento épico para el museo — se ríe, como quien disfruta una maldad bien hecha, y me dice “Jamás habíamos tenido tantos visitantes como ese día.” NO les gusta, pero les entretiene! La anécdota me hizo recordar inmediatamente aquél incidente que hubo en el Contemporary Art Center de Cincinnati con las fotografías de Robert Mapplethorpe. En 1990, el director de ese museo para ese entonces, Dennis Barrie, casi termina en la cárcel por incluir en una exposición siete fotografías sadomasoquistas hechas por Mappelthorpe. Justo en éste país, que te declaran a diario el derecho a la libertad de expresión, casi cierran un museo por obscenidad. El año anterior Mappletorpe había muerto de SIDA, una enfermedad aún más taboo para la época que hoy en día, lo que provocó de inmediato que sus piezas se valoraran en más de 500 mil dólares. En esta oportunidad, Justin no fue a la cárcel; el trabajo de Krims no da para tanto.

Lo interesante es que siempre retornamos a la pregunta, ¿Qué es arte? — tantas otras veces nos lo hemos preguntado! Fountain, el urinal de Duchamp en 1917, estoy segura que generó exactamente la misma pregunta. El fotógrafo Andrés Serrano también fue objeto de la misma incógnita en 1989 cuando exhibió la fotografía Piss Christ, un crucifijo nadando en un vaso de orine. Lo que terminó de caldear los ánimos fue el hecho que la pieza ganó un premio que había sido en parte financiado por el National Endownment for the Arts, un reconocimiento que se da aquí en los Estados Unidos para apoyar la carrera de algún artista de larga trayectoria, y que obtiene sus fondos de los impuestos que paga la comunidad. Esa misma comunidad, claro está, que no pierde un domingo en misa.

Fictcryptokrimsographs

El trabajo de Krims no me agrada (no está hecho para eso) más no por ello dejo de entender cuál es su búsqueda como artista. El no acostumbra a explicar su arte, pero es claro que busca una reacción– y lo importante es que, la obtiene! Ese ha sido justamente mi punto en las innumerables discusiones que hemos tenido en clase, en la escuela de Roberto Mata, sobre la foto de la semana. Como comunidad artística debemos luchar por mantener los canales de discusión abiertos. La foto de la semana de RMTF no necesariamente es un premio a la foto perfecta. Es más, y aquí corro el riesgo de hablar por Roberto, pero tengo para mi que muchas veces ha sido seleccionada, única y exclusivamente, para obtener una reacción. Tal como el famoso dicho en Marketing… “Bien o mal, pero que hablen.”

En los próximos días estaré trabajando en la serie Please! de Krims (1978). Una serie de 11 fotografías donde su mamá posa en ropa interior– frente a edificios corporativos y fábricas con un bastón para ciegos, una taza para pedir limosna y un letrero pegado en la frente con la palabra “Please!” Les dije, su mamá posa felizmente

Ahí les dejo la portada del libro “Fictcryptokrimsographs” (1975), aunque no es la más controversial de todas. Una breve búsqueda por internet les servirá para encontrar un montón más. Por cierto, Krims sigue dando clases de fotografía. Ha sido parte del staff de Rochester Institute of Technology y más recientemente en Buffalo State College. Alguien quiere un cursito?

Flipboard

2 thoughts on “Les Krims desnuda a su mamá

  1. Cuántas veces hemos hablado sobre las corrientes del Arte. El comercio, el diletantismo, snobismo. Buen o mal gustp.
    Muy interesante.. lee un correo personal que dejé en tu buzón de FB. 😉


Responder a maiskell Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*